Tomas malas decisiones cuando estás tomado o usando drogas. Manejar bajo la influencia es una de las peores decisiones que puedes tomar. Así que haz un plan antes de parrandear y a tu casa sano y salvo podrás llegar.

HAZ UN PLAN ANTES DE PARRANDEAR,
A TU CASA SANO Y SALVO PODRÁS LLEGAR.

Cuando estás tomado o usando drogas, tienes muchas ideas, pero no todas son necesariamente buenas.

Antes de salir a parrandear, necesitas hacer un plan de cómo regresar a casa sano y salvo. Si no lo haces, corres el riesgo de recibir una ofensa de manejar bajo la influencia, también conocida como DUI por sus siglas en inglés. Esto podría significar hasta un año de cárcel, una multa de $5,000, una licencia suspendida, un aparato de seguridad también conocido como ignition interlock en tu carro, costos legales…y varias conversaciones difíciles e incómodas.

Entre el Día de Acción de Gracias y Año Nuevo, hay 100 arrestos diarios en promedio por manejar bajo la influencia en el estado de Washington.

Así que haz un plan antes de salir a parrandear. Más tarde te lo agradecerás.

HAY MÁS DE UNA MANERA DE RECIBIR UN DUI
(POR MANEJAR BAJO LA INFLUENCIA)

Manejar bajo la influencia incluye alcohol, marihuana, drogas recetadas y otras sustancias que causen algún tipo de impedimento. Algunas personas piensan que solamente las drogas ilegales o “recreacionales” (como marihuana, cocaína, metanfetamina) causan impedimentos, sin embargo, las drogas recetadas o no recetadas de las farmacias también pueden causar impedimentos (Nyquil, Ambien, medicinas para el dolor, gripe/influenza, alergias, etc.)

La tasa de incidentes fatales causados por conductores bajo la influencia de drogas o alcohol ha incrementado – de 82 en 2011 a 172 en 2016.

CONSIDERA ESTOS PLANES